Dulce est desipere in loco: la historia de un idiota

La cordura sólo es la locura de la mayoría
Esta es la historia de un tipo cualquiera, y cualquiera podría decir que era un personaje común y corriente, pero que en una situación a la que muchos acostumbramos y vemos como normal, otros visualizan las circunstancias para aprovechar….
En un pueblo se divertían con el idiota de la localidad, al cual todo mundo consideraba un pobre infeliz, con poca inteligencia y razonamiento, el cual vivía de pequeñas limosnas. Diariamente ciertos individuos llamaban al idiota al bar donde se reunían a tomar un par de cervezas y le ofrecían escoger entre dos monedas, una grande de 10 centavos y otra un poco más pequeña, de 50 centavos. Él siempre escogía la mayor y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.
Cierto día, alguien que observaba al grupo le llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda mayor valía menos. – Claro!-, respondió-, no soy tan idiota. Ésta vale cinco veces menos, pero el día que escoja la otra, el juego se acaba y ya no voy a ganar más monedas…

Dulce est desipere in loco: a veces es placentero pasar por idiota!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s